"Somos nosotros, quienes a través de una mirada, convertimos el polvo del camino en oro."

Shah Nimatullah Wali. Poeta persa, s. XIV.

Establecer un sistema clasificatorio para estos objetos geométricos, cada uno de ellos con sus propias características y peculiaridades, resulta complicado pero sobre todo injusto.
Nuestra visión del mundo se constituye por la manera en que lo contemplamos y percibimos. El conocimiento objetivo que tenemos del mundo está moldeado por la multiplicidad de formas, estructuras y niveles que constituyen nuestra subjetividad. El mundo habla un lenguaje simbólico. Un lenguaje que está cargado de signos y símbolos que tienen una finalidad concreta, y que comunican con el subconsciente aunque pasen desapercibidos a nuestros ojos la mayoría de las veces. 

Fractalina agrupa las imágenes bajo tres nombres: Azoth, Espagiria y Citrinitas.

Estos términos pertenecientes al mundo de la Alquimia, definen con su manera de ver el cosmos de un modo indisoluble entre lo material y espiritual, el carácter de las imágenes de Fractalina. Al igual que es posible, bajo las condiciones adecuadas, la transformación de una sustancia o elemento en otro distinto, también es posible a partir de dos elementos, con propiedades diferentes, obtener un tercero. Sobres estos pilares, se inicia un proceso de creación y búsqueda de objetos, que los transmuta desde niveles inferiores hasta alcanzar su grado máximo de pureza.
Aparecen así, los objetos que reflejan el trabajo con los metales y con el fuego (Azoth), elemento básico para la transmutación y evolución de las formas. Les siguen otros que desvelan el germen de las estructuras del reino vegetal (Espagiria). Y continúan las figuras que surgen de los procesos del mundo subjetivo (Citrinitas).

COLECCIÓN

AZOTH

El Principio y el Fin de todas las cosas.

Luz, Fuego y Metales.

AZOTH

COLECCIÓN

ESPAGIRIA

El Presente de la Naturaleza.

Reino Orgánico, Plantas y Cosmos.

ESPAGIRIA

COLECCIÓN

CITRINITAS

La Percepción Superior de la Realidad.

Intuición, Inconsciente y Proyecciones.

CITRINITAS

CONJUNTO DEMANDELBROT

"El orden no aparece por sí mismo"

 Benoit Mandelbrot

El Conjunto de Mandelbrot es el fractal más conocido de todos los existentes en el universo de objetos que nos ofrece la Geometría Fractal: es "El Objeto". También llamado "la huella de Dios" es considerado "el objeto más complejo de las matemáticas".  Además de ser el arquetipo de esta nueva herramienta matemática, es una tabla de clasificación y sirve de guía para distinguir entre otros objetos fractales; contiene toda la información sobre las propiedades geométricas de cada uno de los Conjuntos de Julia.

Fractalina representa el Conjunto de Mandelbrot de una forma especial y realmente única. La representación gráfica de la iteración cuasi-infinita de funciones complejas  da como resultado este extraordinario objeto conexo, este impresionante "ser" multidimensional... un objeto matemático incomparable que revela a través de unas geometrías extraordinarias, un interior y unas formas curiosamente familiares con un sin fin de detalles captados en diferentes regiones del Objeto... un paraíso para la imaginación y un verdadero tesoro.

No sabemos si estos patrones universales, estas exquisitas geometrías, tienen alguna conexión mística, o pueden responder sobre alguna "verdad ética". Para Fractalina el mundo es un lugar extraordinario rebosante de belleza y misterio, donde el azar y la predeterminación se combinan en una red infinita de procesos inter-dependientes, un lugar en el que todo está conectado y repleto de energía, y donde todas nuestras acciones y elecciones tienen su correspondencia.

COLECCIÓN

CONJUNTO DE MANDELBROT

El Mapa es el Tesoro.

CONJUNTO DE MANDELBROT

SINTROPÍA

"Probamos por medio de la lógica, pero descubrimos a través de la intuición."

Henri Poincaré

La primera experiencia que tenemos del cosmos pasa a través de la imaginación. Nuestra facultad de imaginar, origina potentes respuestas en el cerebro que activan zonas relacionadas con la percepción sensorial y la capacidad de abstracción. Es esta habilidad de crear imágenes o escenarios a nivel mental la que nos permite explorar ideas y conceptos intangibles. A esto hay que sumarle que más de la mitad de la corteza cerebral está dedicada al procesamiento de la información visual, siendo la vista el sentido más afín a la imaginación. Por la otra parte, los sentidos y la captación del mundo que nos rodea, con su correspondiente actividad mental, no se limitan al cuerpo, al cerebro, ni a las terminaciones nerviosas, no sabemos hasta dónde llegan, pero van más allá de nuestra percepción consciente. Existe otra manera de percibir y comprender y es por medio de la intuición.

El cerebro y la mente son procesos, funciones en transformación con plasticidad, cambiantes y en evolución. Además de que las funciones mentales y cerebrales se reto-alimentan, sabemos también que la función mental actúa sobre la materia, que los procesos mentales modifican el cerebro y que el funcionamiento cerebral se puede alterar mediante la meditación y otras prácticas y técnicas específicas de modificación de la conciencia. Los humanos tenemos la capacidad de reconocer cosas que no conocemos, cosas que no han sido vistas antes. Y también tenemos el poder de darle a algo la posibilidad de que exista con sólo pensar en ello, así como es posible imaginar lo imposible... pero además, con la intuición tenemos el poder de la comprensión instantánea; esta visión va más allá de reconocer, percibir e imaginar. Este conocimiento impredecible no necesita de la lógica ni la razón para ser evidente y verdadero.

La Ciencia nos dice que todo es fruto del azar, que el origen de la Vida es por casualidad, y que el ser humano sólo es el producto de los procesos aleatorios originados en una fantástica carrera desde la aparición de una ameba hasta hoy. También nos cuenta, que el universo está en un constante progreso hacia la destrucción; que todo tiende al caos, al desequilibrio, al desorden y al malgasto de la energía. Pero la Vida tiende al equilibrio, a la organización, a acumular y transformar energía, al orden, a la abundancia, al intercambio, a auto-regularse, a un mayor nivel de complejidad, a la acumulación de información, a auto-reciclarse, a la belleza, a la plenitud. Esa es la tendencia de la Naturaleza.

Quizás la evolución del ser humano sólo se produzca en su consciencia y en su espíritu; y únicamente por su intención y voluntad de hacer, de aprender, de crear, de avanzar, de mejorar, de dar, de compartir y de amar, además de por el reconocimiento de su propia divinidad.

COLECCIÓN

SINTROPÍA

El Viaje a la Búsqueda del Centro.

SINTROPÍA

MONSTRUOS

"Tras el vivir y el soñar, está lo que más importa: el despertar."

Antonio Machado

Henri Poincaré los denominó "Galería de Monstruos", y eran los resultados de los primeros objetos construidos con una geometría no-euclidiana. Extrañas figuras geométricas que comenzaron a aparecer a finales del s. XIX. y que mostraban las limitaciones del análisis matemático clásico: como la Curva de Peano y la Curva de Hilbert (curvas continuas sin intersecciones que recubrían todo el plano), la Alfombra de Sierspinski (una curva que rellena un cuadrado con área 0) o el Kopo de Nieve de Koch (una curva infinita sin tangentes encerrada en una superficie finita). Además de su aspecto, estas figuras y objetos presentaban unas propiedades únicas y demasiado inquietantes por lo que eran vistos por la comunidad matemática y científica cómo objetos estrafalarios y artificiales, monstruos patológicos; estructuras matemáticas de gran complejidad pero alejadas de la realidad.

Para Platón existen dos niveles diferentes de realidad según su Teoría de las Ideas, la cúal tenía su origen y fundamento en la matemáticas. Por un lado el mundo sensible y visible, el mundo de la materia, de las cosas y entidades que se perciben con los sentidos, pero que no reflejan la realidad ni permiten conocerla ya que muestran un mundo repleto de objetos imperfectos y sujeto a perpetuo cambio; es el mundo de las sombras, dominado por las apariencias.

Y por otro lado está el mundo inteligible, el mundo de las ideas; inmaterial, un mundo abstracto más allá del tiempo y del espacio, y al cuál sólo se llega a través del camino del conocimiento, la razón y la inteligencia. Para Platón, estas ideas no eran simples conceptos mentales, sino realidades que trascienden al hombre, ya que según él, las cosas que se manifiestan en el mundo material tienen sus causas en el mundo inmaterial, por lo que nada existiría en el mundo sensible sin una idea causante.

A este mundo de las Ideas de Platón pertenecerían estas estructuras matemáticas que presentamos; entidades multi-dimensionales inmutables, altamente organizadas y jerarquizadas, inteligibles y eternas, independientes y separadas de los seres naturales. Monstruos reales del mundo de las ideas que tienen su correspondencia en este plano físico y que representan a la perfección lo malo, lo feo y lo falso.

COLECCIÓN

MONSTRUOS

Realidades del Mundo de las Ideas.

MONSTRUOS

SINCRONÍA

"Si quieres encontrar los secretos del universo, piensa en términos de energía, frecuencia y vibración."

Nikola Tesla

El ser humano forma parte junto a la Naturaleza de un Todo. Nos encontramos como individuos, dentro de un mega-sistema de características fractales, donde nosotros mismos estamos desde lo más profundo determinados y configurados por un orden fractal. Estamos así inmersos en un multiverso de sistemas que a su vez conforman y estructuran el desarrollo y la dinámica de otros sistemas y ciclos.

En todos estos sistemas dinámicos en los que estamos inmersos, sistemas complejos no-lineales, se produce un vaivén constante entre la estabilidad y el desorden, un “equilibrio dinámico” que se sirve de su propia inestabilidad para generar nuevas formas de orden. Pequeños cambios en el medio externo de un sistema pueden llevar a nivel interno a comportamientos distintos, abriendo la posibilidad de que exista un flujo de información, de materia y energía entre éste y el mundo exterior. Esos mínimos cambios hacen que el sistema evolucione al azar hasta alcanzar un punto de bifurcación, que va más allá del cálculo de probabilidades y en el que el sistema se vuelve impredecible.

En este punto de bifurcación, puede darse un nuevo proceso de ordenamiento progresivo que produce una auto-organización completa del sistema en una dinámica que se retro-alimenta y se auto-constituye, dando lugar así a estructuras ajenas a limitaciones. Esto sucede por medio de una concordancia en las frecuencias, que oscilan hasta alcanzar de manera simultánea la Sincronía, a través de resonancias por lazos dinámicos que se transmiten a todo el sistema.

Esta coincidencia de sucesos que se desarrollan de manera coordinada en el mismo periodo temporal, esta Sincronía, se manifiesta en todo tipo de fenómenos en el macro y microcosmos, en lo natural y en lo artificial de nuestro mundo. La Ciencia siempre creyó en una Naturaleza caótica, pero ahora sabemos como el Caos se auto-organiza de forma espontánea a través de ésta sincronización de frecuencias, de estas resonancias de orden  que emergen de la Creación. Ahora sabemos que el Orden es inevitable.

COLECCIÓN

SINCRONÍA

El Momento es Ahora.

SINCRONÍA

CAOS Y ORDEN

Ciencia, Arte y Filosofía.

El número PI, la Proporción Áurea, la Teoría del Caos y La Geometría Fractal: más allá de la esencia de FRACTALINA.

MANDELBROT
TIENDA

Cuadros Retro-Iluminados

Un producto del máximo nivel, totalmente innovador y con una producción LIMITADA a sólo 10 unidades por obra.

CUADROS CON LUZ